¡El tiempo se agota! En este mes, con tu firma, podría cambiar la historia de los #MineralesEnConflicto

Según las últimas informaciones que nos llegan de Bruselas, es muy probable que en las próximas semanas se llegue a un acuerdo en Europa para regular el comercio de minerales procedentes de zonas en conflicto.

La Presidencia Holandesa quiere alcanzar un consenso con el resto de Estados miembros que participan en el Consejo, antes de que finalice su mandato el próximo 30 de junio. El problema es que la propuesta para llegar a dicho acuerdo pretende limitar el alcance de la ley a los importadores directos de metales y minerales, dejando fuera a todas aquellas empresas que importan dispositivos electrónicos, como, por ejemplo, teléfonos móviles, ordenadores, tablets, baterías eléctricas, etc.

Estos productos de uso cotidiano requieren para su fabricación minerales como el coltán, el wolframio, el estaño y el oro, los cuales proceden en muchos casos de zonas en conflicto. Europa, con sus más de 500 millones de habitantes, es uno de los principales importadores mundiales de aparatos electrónicos. Los consumidores tienen derecho a saber de dónde proceden las materias primas con las que se fabrican, pero las empresas no están haciendo suficiente por mejorar la transparencia y la responsabilidad en sus cadenas de suministro. No lo harán de manera voluntaria. Dejarlas fuera del alcance de la ley significa que podrán seguir comerciando con materiales cuya historia está cargada con el sufrimiento, violación y muerte de miles de personas en Congo, Honduras, Colombia…

Esta llamada urgente es para que en los próximos días miles de personas os suméis a la firma de esta petición y si ya lo
habéis hecho, para que lo compartáis entre vuestra gente, y así decir un NO bien alto al comercio de tecnología que
genera violencia y pobreza en el mundo.

DE QUÉ HABLAMOS

Control de las minasLa extracción y el comercio ilícito de minerales provenientes de zonas de conflicto, como el este de la República Democrática del Congo, tienen devastadores efectos sobre la población local. Las luchas entre diferentes grupos armados por el control de estos recursos a menudo es la fuente todo tipo de violaciones de los Derechos Humanos. Hace ya más de dos años que, en la ONG ALBOAN, decidimos implicarnos en la denuncia de este mortífero vínculo a través de nuestra campaña Tecnología Libre de Conflictos.

Y ahora alrededor de 130 organizaciones de la sociedad civil hemos hecho un llamamiento público a la Unión Europea para que no desperdicie una oportunidad única para actuar en esta materia.

Hoy por hoy, las empresas están introduciendo anualmente en Europa miles de millones de euros en minerales, ya sea en bruto o incorporados en productos, sin comprobar si éstos han servido para financiar conflictos o violaciones de derechos humanos. Las organizaciones de la sociedad civil han documentado durante muchos años los vínculos existentes entre minerales, conflictos y violaciones de derechos humanos, que abarcan desde la financiación de grupos armados hasta la explotación infantil en sitios mineros.

La carta de la sociedad civil contiene una petición muy simple: que la Unión Europea exija a las empresas
europeas que actúen con la debida diligencia cuando compren minerales o productos que puedan estar
vinculados a conflictos o a violaciones de derechos humanos.

La Unión Europea corre el riesgo de socavar los estándares internacionales y los esfuerzos realizados para paliar este problema global. Y lo que es más importante, esto dejaría en una posición muy vulnerable y peligrosa a las comunidades que sufren diariamente la violencia y el abuso asociados a los minerales en conflicto. Mientras tanto, las empresas europeas continuarían beneficiándose de este comercio mortífero.

La presión ciudadana es uno de los motores para el cambio y os necesitamos más que nunca.

POR FAVOR, FIRMA Y DIFUNDE NUESTRA PETICIÓN. NO DEJES QUE SE PIERDA ESTA OPORTUNIDAD PARA TERMINAR CON LOS #MINERALESENCONFLICTO

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Campaign has ended. No more pledges can be made.