Aprobada definitivamente la legislación europea de minerales en conflicto

ley sobre minerales libres de conflictoEste jueves, 16 de marzo de 2017, el Parlamento Europeo ha aprobado por votación la ley de suministro responsable de minerales, una regulación cuyo objetivo es asegurar que los ingresos derivados de la importación de minerales en la Unión Europea no financian violaciones de derechos humanos y conflictos armados en todo el mundo.

¿Qué se ha aprobado? ¿Estamos contentos con ello?

Tal y como se esperaba la votación de esta mañana ha sido un mero trámite para validar el acuerdo político alcanzado el pasado noviembre, pero no ha habido grandes modificaciones. Esta misma mañana publicamos una nota de prensa dando una valoración de la ley, aunque en el comunicado que hicimos cuando se alcanzó el acuerdo encontrarás una argumentación más detallada de nuestra postura.

Resumiendo, creemos que es positivo que por fin se haya aprobado la ley. A lo largo de los últimos tres años por momentos pensamos que no saldría adelante debido a la oposición del Consejo de la Unión Europea y de los sectores industriales más reacios al cambio.

Sin embargo, no estamos satisfechos del todo con su contenido. Creemos que el acuerdo tiene lagunas importantes, pero lo importante ahora es mirar hacia adelante, vigilar que se implemente lo antes posible y que la Unión Europea lleve a cabo ‘medidas complementarias’ (políticas de cooperación) que contribuyan a resolver la crisis política en el este de la RDC, a formalizar el sector de la minería artesanal en la región y, sobre todo, a poner fin a la violencia y mejorar las condiciones de vida de las comunidades mineras.

En este informe del EurAc (disponible en francés y con resumen en inglés) puedes encontrar el posicionamiento que defendemos de cara a la implementación de la ley.

¿Por qué no estamos satisfechos del todo con la ley?

Como señalamos el pasado noviembre, cuando se alcanzó el acuerdo definitivo, hay varios puntos que nos generan dudas de cara a la eficacia de la ley:

Algunas precisiones:

  • La ley será sólo obligatoria para los cerca de 300 o 400 importadores directos de tantalio, wolframio, estaño y oro a la UE, quedan fuera de la ley las empresas que importan dispositivos electrónicos o componentes manufacturados con dichas materias.
  • Se establecieron unos umbrales de importación innecesariamente altos que dejarán fuera de la ley quienes importen menos de esa cantidad. Esto es especialmente grave en el caso del oro, para el que fijaron unos umbrales de 100 kilos anuales. Esto significa que las empresas que importen menos de 100 kg al año están exentas de hacer la trazabilidad.
  • La UE los justificó alegando que hay pocas empresas que importan oro, pero importan en grandes cantidades y poniendo el umbral en 100k cubren el 95% de las empresas importadoras europeas.
  • Nuestro argumento: 100k de oro valen cerca de 3,4 millones € y se pueden comprar muchas armas con ese dinero, se podría evadir la ley creando empresas pequeñas que importen menos. Nosotros no queríamos umbrales de ningún tipo, pero puestos a fijar una cifra, desearíamos que fuesen más exigentes.
  • Respecto a los esquemas industriales, un esquema industrial es una certificación o un procedimiento para mejorar la trazabilidad de la cadena de suministro. Estos se pueden encargar a terceros (una auditoría, etc). Lo que queremos es que las empresas tengan su propia política y que demuestren un compromiso individual a largo plazo, no que paguen a terceros (una consultoría) para cumplir el expediente y desentenderse del tema.
  • El alcance de la ley europea será global, y para ello será necesario elaborar una lista de zonas en conflicto (la lista CAHRA, de Conflict Affected and High-Risk Areas). Aunque todavía no se sabe qué regiones incluirá. En principio vemos con buenos ojos que sea global, aunque el tema de la lista nos genera dudas, porque puede terminar estigmatizando regiones y provocando que las empresas se vayan de allí, generando desempleo.

¿Cuándo se aplicará?

Hay un periodo de transición de 3 años para que la UE y las empresas empiecen a coordinarse en la implementación de la ley. Esto significa que hasta 2021 aproximadamente no entrará en vigor del todo. En este tiempo la UE dará acompañamiento a las empresas y se fortalecerá el European Partnership for Responsible Minerals, una iniciativa promovida por varios países europeos, liderados por el gobierno Holandés para mejorar la transparencia de las cadenas de suministro y la trazabilidad de los minerales que llegan a Europa.

Pasado ese tiempo se revisará la efectividad de la ley, y si se demuestra que el enfoque voluntario no ha funcionado para promover las prácticas de suministro responsable entre los importadores de dispositivos electrónicos, se les podría obligar a hacerlo modificando la ley.

Trump y la Dodd-Frank.

El Gobierno de Trump es contrario a la Dodd-Frank, en general. Prometió que derogaría la Sección 1502 durante su campaña electoral y el pasado febrero se filtró una orden ejecutiva en la que mandaba retirarla. Esa filtración todavía no se ha hecho oficial, pero todo apunta que saldrá adelante durante 2017. Nuestro compañero Guillermo Otano escribió hace poco un artículo sobre el tema que se acaba de publicar.

Si no has firmado todavía nuestra petición para llevar nuestras demandas a los representantes políticos, te invitamos a que te unas a los más de 23.000 personas que ya han firmado! Puedes firmar pinchando aquí.

¡NO MÁS MÓVILES MANCHADOS DE SANGRE!

También puedes compartir el artículo en las redes sociales.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Campaign has ended. No more pledges can be made.