Cambia las reglas del juego: ¡Pídele a la UE que exija responsabilidades a las empresas!

UE Debida Diligencia 0

Vivimos en un mundo en el que el acceso a la justicia es desigual. Las empresas transnacionales gozan de toda una serie de garantías y salvaguardas legales que les permiten operar globalmente buscando maximizar sus beneficios. El capital puede moverse libremente y las empresas pueden desplazar su actividad allí donde las regulaciones medioambientales o laborales son más permisivas.

Sin embargo, cuando la acción de esas empresas genera daños directa o indirectamente a través de sus cadenas de suministro, las víctimas a menudo quedan desamparadas y tienen que superar todo tipo de obstáculos para acceder a la reparación de los daños causados.

La desigualdad que atraviesa estos procesos es tan notoria que difícilmente puede hablarse de tragedias, accidentes o catástrofes cada vez que una gran empresa multinacional se ve implicada en la vulneración sistemática de derechos o en la destrucción del medioambiente. Es hora de que su responsabilidad quede recogida en marcos legales vinculantes.

Por ese motivo, nos hemos sumado a las más de 130 organizaciones de la sociedad civil europea que apoyan la Campaña “Cambia las reglas del juego. Exige responsabilidades a las empresas” para solicitar a la Unión Europea la creación de una legislación vinculante que ayude a proteger a las personas y al medio ambiente frente a la acción de las empresas.

FIRMA AQUÍ y une tu voz a la de miles de personas en todo Europa para solicitar una ley europea que ponga fin a las vulneraciones de derechos y la destrucción del medioambiente por parte de las empresas.

La consulta está abierta hasta el 8 de febrero.

¿Qué le pedimos a la futura ley europea sobre diligencia debida?

  • Cubrir los impactos en materia de derechos humanos, social y medioambiental a lo largo de toda la cadena de suministro
  • “Tener dientes”: prever sanciones severas para el caso de que las empresas incumplan las regla
  • Hacer responsables a las empresas por prácticas irregulares dentro y fuera de su país
  • Garantizar que los sindicatos puedan negociar colectivamente y que los representantes de los trabajadores participen en cada una de las fases de la debida diligencia
  • Garantizar que las empresas siempre consulten con las comunidades e individuos (potencialmente) afectados – y, en algunos casos, que obtengan su consentimiento
  • Facilitar a todas las víctimas de abusos empresariales, sindicatos y sociedad civil, el acceso a la justicia ante los tribunales de la UE

Puedes leer una argumentación detallada de estos puntos aquí.